Una fábula ancestral en la actualidad: La Bella y la Bestia

La Bella y la Bestia


Después de 26 años de su estreno, llega a nuestras manos la versión Live-Action de una de las historias de amor más épicas y llena de magia de Disney: La Bella y La Bestia. La expectativa supera la historia que ya conocíamos, añadiéndole mayor complejidad al pasado de Bella, más personajes mágicos y una pauta de tiempo un poco más pausada.

La historia se centra en Bella (Emma Watson) , una joven campirana que aspira más que una vida monótona y tradicional en su aldea Villeneuve, quien por el destino se ve obligada sacrificarse por su padre Maurice (Kevin Kline)quedando como prisionera en el castillo de La Bestia (Dan Stevens). Durante toda la trama ella va descubriendo el encanto de la hechicera que invade a todo el castillo y quienes en él viven, donde solo el reconocimiento del verdadero amor hacia La Bestia que va más allá de su apariencia podrá romper el hechizo.

Con la ayuda e inspiración de Lumière (Ewan McGregor), Din Don (Ian McKellen), La Sra. Potts (Emma Thompson) y Chip (Nathan Mack) los lazos de aceptación y compasión por el otro van creciendo hasta llegar a convertirse en amor puro. Sin embargo, la obsesión de Gastón (Luke Evans) por Bella hace más difícil el triunfo de la historia.

Dos grandes aciertos de este film son los escenarios y la banda sonora. En cuanto a la imagen, el juego de luces y sombras junto con cada elemento dentro del retrato logran crear ambientes que transmiten a la perfección las emociones y sensaciones de cada escena.


La remasterización de la banda sonora de Alan Menken y el anexo de nuevas canciones terminan de cerrar en una ambientación cálida, abrumadora y mágica que te transporta a nuevas dimensiones, haciéndote parte y cómplice de la historia.

En cuanto a actuaciones, esta versión del clásico de Disney nos queda a deber. Vemos el retrato de una Bestia resignada al cuerpo donde se encuentra encapsulado, careciendo de frustración e impotencia por estar atrapado en si mismo; en el caso de Bella, Emma si bien es madura y valiente, a veces su lado tierno y compasivo se pierde por la necesidad de retratar una mujer contemporánea ajena a su tiempo y espacio.

El ritmo de la historia es pausado y puede llegar a ser cansado debido a la extensión de la historia en donde nos presentan a la madre de Bella y la justificación de su ausencia. Además, las escenas necesitan ser redondeadas por lo que la falta de intercalado hace un relató más lineal.

En resumen, este remake de La Bella y la Bestia es un estandarte de modernidad y empoderamiento con respecto a los roles que cada uno juega dentro de una historia de amor a nivel personal y social. Mi recomendación: si eres fan de la película original, ve a verla con la mente muy abierta, déjate guiar por un nuevo ritmo, una nueva historia.

Nota final: no vale la pena el 3D.

Maus. / @ali_tadepollo

Ficha Técnica:

Título original: Beauty and The Beast (La Bella y La Bestia)

Año: 2017

País: E.U.

Estreno: 21 de Octubre de 2016

Distribuidora: Walt Disney Pictures

Género: Fantasía

Duración: 129 min.

Calificación: 3/5

Dirección: Bill Condon

Reparto:

  • Emma Watson (Bella)
  • Dan Stevens (Bestia)
  • Kevin Kline (Maurice)
  • Ewan McGregor (Lumière)
  • Ian McKellen (Din Don)
  • Emma Thompson (Sra. Potts)
  • Nathan Mack (Chip)
  • Luke Evans (Gastón)
  • Josh Gad (LeFou)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *