Realidad Virtual en el GIFF

Realidad Virtual en el GIFF

 

En enero de 1896, los hermanos Lumière tuvieron la osadía de presentarle al público su primera película titulada “Arrivée d’un train en gare à La Ciotat” (La llegada del tren a La Ciotat). Se dice que mucha de la gente que asistió a esta premier se espantó al ver cómo una enorme locomotora se iba acercando hacia ellos, incluso hubo algunos espectadores que salieron despavoridos por miedo de ser arrollados y no regresaron a la sala de proyección hasta que se les aseguró que no correrían ningún peligro. Han pasado poco más de 120 años desde aquel acontecimiento histórico.

 

El pasado 22 de marzo del año en curso, los miembros del GIFF (Guanajuato International Film Festival), en colaboración con ONIRIA, presentaron su proyecto Ópera Orbis en el que pretenden ser los primeros en presentar 3 documentales en formato de Realidad Virtual, de los cuales, se busca que uno sea de origen canadiense y los otros dos trabajos restantes sean de los reconocidos directores mexicanos Carlos Hagerman y Juan Carlos Rulfo.

 

Durante la presentación, la Directora del GIFF, Sarah Hoch, comentó que lleva casi cuatro años trabajando con ONIRIA, y que desde que se inició esa relación, ella ya tenía en mente la idea de crear películas en las que el espectador pudiera voltear  hacia  dónde quisiera, observar el universo fílmico que lo rodea y sentirse parte de la cinta, pero sin alterarla. Hoy en día eso ya es una realidad; ya que en 2016, el GIFF fue el primer festival latinoamericano que contó con una sala en la que se exhibieron dos cintas en formato 360: “Tomorrow” y “Humans After Death”.

 

Al igual que los cineastas, Hoch señaló que se encuentra muy emocionada por estos nuevos proyectos en los que se están incursionando. Por su parte, Hagerman y Rulfo explicaron que esta tarea no es nada sencilla, ya que deben escribir historias que se adecuen a este nuevo formato teniendo en cuenta todas las posibilidades que pueden existir en el mundo cinematográfico que quieren representar. Afortunadamente, cada uno dio un pequeño adelanto sobre los filmes en los que están trabajando: Carlos Hagerman con las escondidas (sí, igual al juego infantil), y Juan Carlos Rulfo con la búsqueda de una piedra preciosa en medio de un cerro. ¡Mucho éxito para ambos directores!

 

Seguramente, los hermanos Lumière nunca imaginaron que su invento llegaría a tales escalas (y las que faltan por explorar). Quizá dentro de otros 120 años se encuentre otro novel escritor redactando sobre las nuevas tecnologías y los avances que tendrá la industria del cine, ojalá se encuentre con esta publicación en el transcurso de su investigación y espero que al menos le sirva de apoyo para su texto.

 

Raúl Almaguer Avila.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *