¡Salve, César!

¡Salve, César!





salve-cesar

El ferviente católico, director de la producción en Capitol Pictures Eddie Mannix (Josh Brolin), que su trabajo principal es ser el mediador, evitar escándalos y resolver problemas de sus actores, ha llevado bien su trabajo pero todo se complica cuando a su actor estrella, Baird Whitlock (George Clooney) protagonista de la más grande producción del estudio Hail, Caesar!: A Tale of the Christ, es secuestrado, Eddie recibe una nota de rescate pidiendo mil dólares para que pueda ser liberado, la nota está firmada por un grupo llamado “El futuro”.

Whitlock despierta en una casa de playa donde conoce a sus raptores, ellos son un grupo de comunistas, escritores de la industria del cine lo tratan de convencer de sus ideologías, la causa es grande y varios actores están involucrados ya que tienen miembros infiltrados en Capitol Pictures.

Eddie trata que la noticia de este desafortunado hecho no llegue a manos de las gemelas Thora y Thessaly Thacker (Tilda Swinton) encargadas de las noticias de espectáculos, cada una respectivamente en sus revistas rivales. Eddie un tipo duro con buenas intenciones que solo quiere alejar a sus actores de cualquier escándalo que los perjudique al igual que a la productora se debate en aceptar un mejor trabajo o seguir lidiando con los problemas de sus actores.

Dirigida por los conocidos cineastas independientes Joel David Coen y Ethan Jesse Coen (Fargo), las cintas de los hermanos Coen suelen ser un tanto complicadas pero siempre logran atraparnos y adentrarnos a la historia, visualmente atrae, escenas musicales a cargo de Channing Tatum así como western (Alden Ehrenreich), dramas (Scarlett Johansson), comedia combinadas con lo divertido de los escándalos chismes y conspiraciones, recrean a la perfección los estudios de grabación. Conocido es que les gusta trabajar con ciertos actores entre ellos George Clooney quien hace un estupendo trabajo.

Hail, Caesar! una belleza que es difícil de comprender, pero que mantiene un buen equilibrio y rinde homenaje al Hollywood clásico de los años 50, considerado la fábrica de sueños, un nuevo mito sobre las estrellas de cine, con excelente fotografía, actores de gran capacidad que si bien dieron todo para esta cinta, ninguno es pequeño ni en las apariciones fugaces.

4/5




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *